Crea tu propio escarabajo egipcio en pasta de sal

¿Recuerdas la pasta de sal que te presenté hace unas semanas? Pues hoy quiero mostrarte una de las muchas posibilidades que ofrece con un ejemplo.

Teniendo en cuenta que esta pasta parece tener su origen en Egipto no se me ha ocurrido nada mejor que crear un colgante del símbolo egipcio por excelencia: el escarabajo.

Estoy convencida de que lo habrás visto en jeroglíficos, joyas, estatuas y grabados del Antiguo Egipto. Hasta han aparecido enormes representaciones en piedra en pirámides y templos.

¿Qué significa el escarabajo egipcio?

El escarabajo comenzó a ser considerado una divinidad hace más de 4500 años en Egipto. Se trata de uno de los amuletos más antiguos del mundo.

Si te preguntas de dónde viene tal fascinación por este insecto te vas a quedar de piedra cuando lo sepas. En un primer momento la importancia del escarabajo para los egipcios viene dada, agárrate, ¡por su relación con las defecaciones!

Resulta que el escarabajo pelotero recoge y moldea una pequeña cantidad de excrementos hasta formar una bola y los egipcios la asociaron al sol. El escarabajo transporta la bola haciéndola rodar y entonces la entierra. De ahí termina saliendo un escarabajo adulto, porque la utiliza para depositar sus huevos.

Es el punto en el que el escarabajo se asocia con el dios Khepri, dios del Sol y símbolo de la vida eterna. Sin embargo, el pueblo pefería hablar del insecto como Ra, creador de todo el universo.

Los egipcios creían que estos amuletos, llamados escarabeos, ofrecían protección contra las enfermedades y la muerte a quien los llevara consigo. Además, acompañaban a los muertos, permitiéndoles resucitar y alcanzar la vida eterna.

En la actualidad el escarabajo se considera simplemente un amuleto de la buena suerte.

Si viajas a Egipto tendrás la posibilidad de comprarlo en cantidad de mercados, pero no hace falta que te vayas tan lejos.

¡Con este tutorial podrás conseguir el amuleto sin salir de casa!

Cómo realizar un escarabajo egipcio en pasta de sal paso a paso


-Materiales

Para realizar el escarabajo vas a necesitar:

– Pasta de sal
– Palillo de dientes
– Pincel
– Acuarelas
– Barniz
– Opcional: enganche para colgante (si quieres usarlo en un collar y que quede el cuerpo vertical)


– Elaboración del escarabajo paso a paso

1. Toma una pequeña cantidad de pasta, haz una bola y moldéala hasta conseguir una forma ovalada, aplanando un poco su superficie.

Si quieres que el escarabajo quede hueco para poder pasar un cordón a través de él es el momento de atravesarlo con un palillo de dientes. Si esperas a tenerlo ya prácticamente acabado para hacerlo se te deformará y tendrás que retocarlo.

Si en cambio vas a colocar un enganche para colgantes, puedes esperar hasta acabar de moldearlo y ponerlo antes de proceder al secado.


2. Ahora vamos a hacer que el escarabajo empiece a parecer tal cosa.

Marca la superficie con un palillo de dientes como se ve en la figura:

  • Haz una primera marca que divida el escarabajo para definir la cabeza y el cuerpo.
  • Marca las alas con una especie de T invertida que parta desde el centro de la línea anterior.
  • Da forma a la cabeza presionando los laterales con el palillo.
  • Y por último, define los ojos.

3. Pon el escarabajo a secar al sol y olvídate de él por unos días.

Como se trata de un modelo pequeño no tienes necesidad de usar el horno. Se secará perfectamente al aire libre.


4. ¿Ya tienes el escarabajo seco? ¡Pues vamos a darle algo de vida! Vamos a pintarlo.

Aplica una base del color que más te guste y deja secar.

Juega después con un tono más oscuro o más claro aplicándolo en determinados puntos, como las marcas, para dar profundidad.

Normalmente los escarabajos egipcios se encuentran en tonos verdosos y azules, pero si quieres innovar, genial. ¡Es tu amuleto!


5. Una vez seco aplica una capa de barniz para proteger y dar brillo.


6. Busca una cadena con la que te apetezca ponértelo…


¡Y a lucirlo!



¿No me digas que no es molón? Si no te apetece llevar el escarabajo como colgante podrías hacer un llavero o un broche. ¡Usa tu imaginación! 😉

Cuéntame qué te ha parecido en los comentarios. ¡Lo estoy deseando!

Un abrazo,

Beatriz


Si te ha gustado el post te animo a que lo compartas en las redes sociales para que llegue a más gente. ¡Te lo agradeceré enormemente!

Sobre Beatriz

Beatriz GM

Después de haber trabajado durante unos años como ingeniera en Alemania, emprendí un viaje que me cambió la vida: me fui a recorrer Sudamérica sola con una mochila. Allí descubrí algunos talleres de artesanía local y conviví con artesanos. Ahora me he propuesto ayudar a profesionales de la artesanía a hacer sus artesanías, sus técnicas y sus historias visibles en internet. ¿Seguimos en contacto en las redes? Facebook | Pinterest | Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Es mi deber informarte de qué tipo de tratamiento recibirán los datos de carácter personal que me facilites al completar este formulario:

Responsable: Beatriz García Moreno (yo misma)
Finalidad: gestionar los comentarios.
Legitimación: gracias a tu consentimiento.
Destinatarios: tus datos se alojarán en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Artesanía por el Mundo) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa.
Tus Derechos: siempre podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.