Manifiesto: Descubre la brújula que marcará el rumbo de Artesanía por el mundo

Durante estos últimos meses he dedicado mucho tiempo a reflexionar sobre mí, mi vida y el rumbo que quería que tomara. Me he hecho muchas preguntas: qué fallaba, por qué sentía que me estaba convirtiendo en una amargada, quién quería ser, a qué quería dedicar mi tiempo, qué tipo de vida quería llevar… y he encontrado respuestas. Algunas, al menos. Fruto de todo ese diálogo interior nació un manifiesto.

Para que nunca se me olvidara por qué había tomado la decisión de emprender dejando atrás la que hasta entonces había sido mi carrera profesional, creé un manifiesto en el que expongo precisamente eso. Son unos puntos que constituyen algo así como una brújula personal, que me sirve de guía y que me permitirá saber si voy por buen camino o no si en alguna ocasión pierdo un poco el norte.

Esta brújula personal también marcará el rumbo de Artesanía por el mundo.

Porque detrás de este proyecto online sobre artesanía estoy yo y mi forma de pensar y entender el mundo, de relacionarme con los demás y de tomar acción. Todo eso va a quedar indudablemente plasmado en él. No soy un robot.

A pesar de lo reservada que soy y lo mucho que me cuesta exponerme, siento que he de compartir contigo este manifiesto. Creo es la mejor forma de conectar contigo, de que me entiendas y entiendas la filosofía que hay detrás de Artesanía por el mundo.

Espero que todos estos puntos te ayuden a conocerme un poquito mejor y que compartas gran parte de esa visión conmigo.

Beatriz y Artesanía por el mundo: Voy a…


1. Ser auténtica

Considero que el trabajo y, en general, las actividades a las cuales dedicamos nuestro tiempo a lo largo del día, han de permitirnos expresarnos, desarrollar nuestras habilidades y ser nuestra mejor versión.

Quiero tener la posibilidad de trabajar sin limitaciones, al menos las que otros impongan. Decidir cuándo, cómo y por qué actúo.

Dejo atrás el tener que medir mis palabras para sonar más o menos formal, callarme y no decir lo que pienso para evitar enfrentamientos o, simplemente, quedarme con las ganas de vestirme como realmente me apetece para ir a trabajar.

No quiero volver a tener la sensación de que estoy llevando una doble vida. Entiendo mi trabajo como una extensión de mí misma y ha de permitirme ser yo las 24 horas del día.

¿AÚN NO TIENES TU CALENDARIO DE FERIAS 2017?

Déjame tu e-mail para recibir GRATIS acceso al calendario con todo lo que necesitas para participar en +100 mercados de artesanía en España.


2. Vivir de acuerdo a mis principios y valores

Uno de los mayores descubrimientos que hice el año pasado fue conocer cuáles eran mis valores principales: amor, libertad y honestidad.

Entender de qué forma actuar o no de acuerdo a esos valores podía llegar a tener un impacto en mi vida me hizo ser consciente de la necesidad de respetarlos para conseguir sentirme en paz conmigo misma y satisfecha con mi vida.

Son los valores que han de constituir la base de mis acciones y aquello que emprenda.


3. Buscar el equilibrio

Considero fundamental encontrar un equilibrio entre los distintos pilares que constituyen mi vida y reservar tiempo para hacer crecer cada uno de ellos: familia, amigos, salud, trabajo… Así como trabajar integrando mente, cuerpo y alma. Quiero que todo funcione en armonía.

Durante mucho tiempo me olvidé de hacerlo. Me olvidé en ocasiones del resto del mundo y de mí, de cuidar mi alimentación o mi cuerpo cuando lo daba todo por sacar adelante un proyecto. No quiero que vuelva a pasar.


4. Aprender y experimentar

Voy a aprender y formarme continuamente, a invertir en conocimiento. Porque no concibo la vida de otra manera. Busco saber cada día un poquito más, aprender de mis errores y mejorar. Ver que progreso me hace sentir viva.

Por eso no quiero dejar de alimentar mi curiosidad y hacerme preguntas, de cuestionarlo todo. Ni de experimentar.

Veo el mundo como un gran laboratorio a nuestro alcance y quiero sacarle el máximo partido. Y disfrutarlo, que no creo que estemos aquí para sufrir.


5. Dar lo mejor de mí aceptando mis limitaciones

Con el conocimiento y medios que tenga en cada momento, haré las cosas de la mejor forma posible y con calma.

Soy muy perfeccionista y exigente y eso hace que muchas veces tarde más de lo que me gustaría en terminar lo que me propongo. Es como si nunca fuese lo suficiente bueno. Me fijo más en lo que aún puedo cambiar y mejorar que en lo que he conseguido ya.

Por temor a equivocarme le doy demasiadas vueltas a muchos asuntos que no van a tener apenas repercusión en los resultados, así que estoy haciendo un esfuerzo por luchar contra eso.

Dado que voy a cometer errores lo mejor que puedo hacer es aceptar que eso va a pasar, que la experiencia me va a servir para aprender y, seguir adelante.

Por eso me he propuesto dar lo mejor de mí aceptando que lo que haga no va a estar perfecto y que la próxima vez lo haré mejor, sin darle mil vueltas al mismo asunto una y otra vez antes de dar el siguiente paso. Buscaré soluciones a los problemas y recursos en lugar de excusas.


6.Tener un impacto positivo en la vida de otras personas

Disfruto cuando me siento útil y tengo la posibilidad de ayudar. Me gusta ver que mis acciones tienen un impacto positivo, que sirven para algo.

Un día me voy a morir, espero que sea tarde, y cuando llegue ese momento, no quiero hacerlo con la sensación de que he desperdiciado mi vida. Quiero irme satisfecha sabiendo que mi paso por aquí ha servido para algo. Por eso busco mejorar la vida de otras personas en algún modo.


7. Compartir

Compartir lo que aprendo, intereses y una visión particular de la vida con otras personas.

Quiero rodearme de gente afín. Y colaborar con otros. Establecer relaciones en las que ambas partes ganen y recibir y dar sea recíproco.


8. Crear mi propia filosofía

Busco conocer otras culturas y entender otras formas de pensar y actuar para quedarme con lo que es válido para mí y elaborar mi propia filosofía de vida.


9. Dedicar tiempo a reflexionar

Cada cierto tiempo pararé para pensar y reflexionar sobre lo que voy haciendo, el rumbo que está llevando mi vida y hacia dónde me dirijo. Estableceré nuevos objetivos y desecharé los que ya no sean válidos.


10. Perseguir el éxito de acuerdo a mi propia definición del mismo

Entiendo que el dinero es una herramienta de cambio, pero no un fin en sí mismo. Si aporto valor, mi tiempo y trabajo será recompensado de forma justa. Cuanto más valor aporte más ganaré, pero no a cualquier precio.

No será lo que gane, ni mi posición, lo que determine mi éxito.

Hace algún tiempo pensaba algo así como que tener éxito suponía convertirme en la mejor y llegar alto. No buscaba competir con nadie más que conmigo misma. Era muy exigente. Tener éxito suponía sacar las mejores notas cuando estudiaba y luego trabajar en una de las mejores empresas en las que podía hacerlo. No sé muy bien de dónde saqué esa idea, pero poco se corresponde con la que tengo hoy.

Hoy considero un éxito el vivir de acuerdo a los puntos que expongo en el manifiesto. Para mí tener éxito supone sentirme satisfecha con lo que hago cada día. Levantarme con energía, ganas de aprender y seguir avanzando y acostarme con la sensación de que ese día ha valido la pena, he dado un pasito más y cuenta. Saber que estoy haciendo algo de utilidad que sirve para hacer de este mundo un lugar mejor. Supone ser yo misma, tener libertad para actuar de acuerdo a mis principios, tanto a nivel profesional como personal. Tener la posibilidad de expresarme de distintas formas. Supone estar conectada con los demás a un nivel emocional e intelectual. Encontrar un equilibrio entre el tiempo que dedico a trabajar y el que dedico a mí misma, mis hobbies y las personas que me importan.


En definitiva, convertirme en la responsable de mi propia vida.


¿Compartes algunas de estas ideas conmigo? Cuéntame lo que piensas en los comentarios.

Un abrazo,

Beatriz


Si te ha gustado el post te animo a que lo compartas en las redes sociales para que llegue a más gente. ¡Te lo agradeceré enormemente!

Sobre Beatriz

Beatriz GM

Después de haber trabajado durante unos años como ingeniera en Alemania, emprendí un viaje que me cambió la vida: me fui a recorrer Sudamérica sola con una mochila. Allí descubrí algunos talleres de artesanía local y conviví con artesanos. Ahora me he propuesto ayudar a profesionales de la artesanía a hacer sus artesanías, sus técnicas y sus historias visibles en internet. ¿Seguimos en contacto en las redes? Facebook | Pinterest | Youtube

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *