Cómo calcular el precio de venta de tus productos (con Plantilla de regalo)

Me gustaría que pensases por un momento en esa primera artesanía que alguna vez vendiste.

Estabas loca de contenta. ¡Alguien estaba dispuesto a pagarte por una de tus creaciones!

Te sentías orgullosa y llena de ilusión. ¿Qué podía haber más maravilloso que recibir dinero por hacer lo que más disfrutas?

Y ahora te pregunto: ¿Cuánto tiempo dedicaste a enterarte de cómo calcular el precio de venta de ese producto?

No te sientas mal si la respuesta es muy poco o nada.

No eres la única que pide lo primero que se le pasa por la cabeza “para cubrir gastos”. Y algo me dice que no serás la última…

Ya han pasado muchos años desde entonces.

No sigues pidiendo lo mismo que al principio por vender esos productos.

En algún momento fuiste consciente de que prácticamente los estabas regalando.

Dedicabas horas y horas a producir y a final de mes las cuentas no salían.

Algo tenía que cambiar si querías dedicarte a la artesanía de manera profesional.

Por eso, estudiando la competencia y buscando información aquí y allá diste con una fórmula que te funciona. Bueno, más o menos…

Ganas lo suficiente para vivir. Pero cuando piensas en darte algún que otro capricho… Te sientes mal. Consideras que no te lo puedes permitir.

Además, quisieras dedicar más tiempo a tu familia.

Y echas de menos tener más tiempo para ti.

Le dedicas muuuchas horas al negocio. Muchas más de las que te gustaría.

Ahora reflexiona un poco: ¿Realmente tu negocio va bien? ¿Es eso lo que quieres? ¿Ganar lo suficiente para ir tirando sacrificando tu vida personal y tu familia?

  • Si aunque tu negocio se haya mantenido en el tiempo no funciona de la forma en que te gustaría que lo hiciera.
  • Si quieres darle un impulso invirtiendo en nuevos materiales, formación o marketing, pero no sabes de dónde sacar el dinero para hacerlo porque lo que ganas no te lo permite.
  • En definitiva, si no puedes crecer:
Igual es porque los precios a los que estás vendiendo tus artesanías te mantienen esclava de tu negocio.

 

¿No crees que ha llegado la hora de cambiar eso y empezar a vender tu creaciones a un precio justo?

Precisamente para ayudarte con esa tarea estoy escribiendo este post hoy.

Vamos a ver cómo calcular el precio de venta de tus productos sin que acabes con dolor de cabeza.

¿Por qué es importante calcular correctamente el precio de venta de tus productos?

Tus precios de venta al público van a determinar algo más que cuánto duras en el negocio.

Sabes que si los precios a los que vendes tus artesanías son demasiado bajos tu negocio no podrá mantenerse en el tiempo.

Esto que dicho así parece bastante obvio, cuesta asimilarlo cuando empiezas y prácticamente das gracias por que alguien compre “tus hijitos”. ¡Si hasta el momento los habías regalado! ¡Y estarías dispuesta a hacerlo gratis!

También has visto, por experiencia, que si tus precios están en el medio puedes mantenerte, pero difícilmente crecer. Entras en el ciclo de producir y vender, producir y vender sin salir de ahí. No puedes comprar nuevas herramientas ni invertir en formación.

Si te vas al otro extremo y los precios a los que vendes son muy altos espantarás a los clientes. Sin clientes, tampoco podrás mantener tu negocio a largo plazo.

Sin embargo, no sólo por eso es importante vender tus artesanías a un precio justo. Éste tiene un impacto en factores en los que quizá ni habías pensado hasta hoy, como la imagen de tu marca, la posibilidad de captar nuevos clientes o la competencia.

– El precio de venta influye en la imagen de tu marca

El precio de venta de tu producto modifica el valor percibido por el cliente, así como la construcción de la imagen en torno a él y a tu marca.

Si la relación calidad-precio no es buena la imagen que transmitirás a otros será negativa.

Así, si estableces precios de venta muy bajos, los clientes pensarán que estás ofreciendo productos de baja calidad y poco valor.

Si pones precios altos los considerarán exclusivos y de calidad. Claro que esto puede convertirse en un arma de doble filo si te pasas y los clientes terminan por huir al no podérselos permitir o no sentirse identificados con ese estatus.

– El margen de beneficio te permite captar nuevos clientes a través de promociones

Ofrecer descuentos y promociones del tipo 2×1 o por packs de distintos productos en temporadas especiales, juntándolos de forma atractiva como en las cestas de Navidad, puede funcionar como estrategia de ventas siempre y cuando sigas obteniendo ganancias una vez apliques los descuentos.

Eso quiere decir que si tu margen de beneficios es mínimo cuando vendes tus productos, estas promociones no las vas a poder hacer sin que terminen afectando a tu “sueldo”.

– Tus precios afectan directamente a tu competencia. Y viceversa.

El precio al que vendas tus productos afecta a tu competencia de forma directa. Y viceversa, claro. Lo que tu competencia haga también va a tener un impacto en tu negocio.

Quizá se te crucen un día los cables y pienses en época de vacas flacas que una buena estrategia para vender más sería reducir el precio de tus productos hasta superar a la competencia.

No puedo decirte que sea buena idea. ¿Hasta dónde podría llegar esa guerra de precios si otras se lo plantean?

Da a tu trabajo y al de tu compañeras de profesión el valor que se merecen y no te conviertas en competencia desleal. Para todas será más beneficioso mantener una política de precios razonable.

Fórmula para calcular el precio de venta de tus productos

Existe una fórmula matemática avalada por profesionales de las finanzas y empresarios de éxito que te servirá para calcular el precio de tus artesanías sin muchos quebraderos de cabeza.

Esta fórmula general es la siguiente:

Coste de los Materiales + Mano de obra + Gastos + Beneficio = Precio al por Mayor

Precio al por Mayor x 2 = Precio de Venta al Público

En la teoría la fórmula no presenta ninguna complicación.

Llevas tiempo dedicándote a la artesanía y vendiendo y hasta te suena. La has visto antes y te ha ayudado a hacer los cálculos en alguna ocasión.

A pesar de todo tu negocio no te permite crecer. ¿Por qué? ¿Qué se te escapa?

¿Puede ser que apenas estés valorando tus horas de trabajo?

¿O que te hayas planteado un margen de beneficio muy reducido?

¿O qué no sepas muy bien dónde meter algunos gastos y los pases por alto?

Pues vamos a ver con detalle cada uno de los puntos para aclarar dudas.

Cómo calcular el precio de venta justo

Voy a empezar desglosando la fórmula y añadiendo un dato de interés: no tienes por qué inventarte el beneficio que quieres obtener para calcular el precio al por mayor, puedes utilizar un incremento de precio que normalmente varía entre 2 y 2,5. Así:

Costo del producto = Materiales + Mano de obra

Precio al por mayor = (Costo producto + Gastos)* incremento de precio (entre 2 y 2.5)

Precio al por menor = Precio al por mayor * incremento de precio (valor entre 2 y 2.5)

Ten en mente lo siguiente para hacer las cuentas correctamente:

– Materiales

Incluye en materiales todo, absolutamente todo, lo que utilices para fabricar tu producto, desde un lápiz para marcar hasta el hilo con el que coses la pieza (y no sólo la tela).

– Mano de obra

La mano de obra corresponde al tiempo que te lleva realizar la artesanía multiplicado por tu tarifa por hora.

Eso de ponerle precio a tu tiempo puede costarte. Sabes que es importante hacerlo, pero a la vez te suena raro la idea de pagarte un sueldo a ti misma.

Puedes verlo de esta forma: eres la jefa y vas a contratar a una persona para realizar esa tarea. Quieres pagarle un precio justo y tienes en cuenta qué es lo que se está pagando por desarrollar ese trabajo o uno parecido en otras empresas (algo que puedes averiguar investigando en el gremio y online, si es que tienes dudas). ¿Cuánto le pagarías?

Pues esa cantidad es la que te vas a pagar a ti, porque la mano de obra que vas a contratar eres tu misma. ¡Ni un euro menos!

Otra forma de hacer los cálculos bastante más práctica, porque se ajustará mucho más a tu caso particular, consiste en tener en cuenta todo lo que necesitas pagar a final de mes para mantenerte (alquiler, pago de facturas, comida…). Luego divides la cantidad entre el número de horas que quieres trabajar al mes y el resultado corresponderá a la tarifa que buscas.

– Gastos

Ten en cuenta aquí los gastos extras que tienes que pagar por funcionar y vender tus creaciones.

Piensa por ejemplo el packaging. También en los gastos de envío e impuestos que tuviste que pagar por comprar material y que no habías considerado hasta ahora. O los viajes para comprar y vender si es que no lo hiciste online.

En esos casos puedes averiguar cuánto corresponde a cada producto sin demasiadas complicaciones. Divide el número de productos que te envían entre lo que te cuesta el transporte. Así, si pagaste por el envío de un lote de 25 hebillas para cinturones 5€, lo que correspondería a cada hebilla sería 5€/25=0,2€.

Para otro tipo de gastos, cómo hacer los cálculos que corresponden a cada producto en particular se complica.

Todos los meses pagas un serie de gastos fijos por operar. Algunos ejemplos pueden ser el alquiler del taller, el agua, la electricidad y la conexión a internet.

Tendrás que sumar todos los gastos fijos y dividirlos por el número de productos que creas al mes para poder hacer una estimación.

Debes incluir además en la tabla sobre gastos lo que te pagarían si tuvieras que hacer ciertas tareas trabajando para otros, como las llamadas de teléfono o las fotos.

> Decarga la plantilla excel gratis.

Para facilitarte el cálculo del precio de venta de tus productos artesanales he preparado un excel. Teniendo en cuenta todo lo que comentaba arriba y las aclaraciones que he escrito en el mismo excel no deberías tener demasiados problemas. Y si hay algo que no te cuadra o crees que podría mejorar, me lo comentas, ¿ok?

Ese excel forma parte de una guía de errores que se comenten a la hora de vender online y regalo a las nuevas suscriptoras, así que si aún no la tienes te animo a que la descargues aquí.

Algunas consideraciones extras para las ventas online

Cuando vendes tus productos online hay una serie de comisiones por operar en determinadas plataformas que tienes que tener en cuenta al poner precio a tus artesanías.

El precio de venta calculado usando la fórmula del apartado anterior sería el ideal si vender online fuese gratis, pero como no es así, eso lo tienes que tener en mente.

Si quieres mantener el margen de beneficio intacto tendrías que subir el precio de tus productos artesanales un poco. ¿Cuánto? Pues justo lo que otros se van a llevar.

  • Comisiones por vender en marketplaces

Pongamos como ejemplo Etsy, que es la plataforma que te presentaba en este tutorial:

Publicar cada anuncio te costará 0,19€ (al menos a día de hoy, en un futuro a saber…).

Además, Etsy se llevará un 3,5% del precio de venta de tu producto. Si no quieres perder dinero deberías incrementar el precio en esa cantidad.

De esta forma, siendo PVP el precio de venta al público calculado con la fórmula general:

Precio de venta en Etsy = PVP + PVP x 0,035 + 0,19

En caso de que utilices para vender otra plataforma que no te cobre comisiones, sino una mensualidad, como puede ser Big Cartel, entonces ese importe lo puedes meter en el cálculo de los gastos fijos y vender al PVP calculado.

  • Plataformas de pago

Hasta ahora no hemos hablado de las plataformas de pago. Sé lo que estás pensando, ¿otra cosa más? Pues sí.

No debes olvidar lo que se llevará el banco por realizar el pago con tarjeta o Paypal. Si esa comisión es por ejemplo del 4% del precio de venta, pues tendrás que sumárselo también al PVP.

Pero ya con esto acabo, porque los gatos de envío y demás entiendo que los cobrarás a parte y correrá a cargo del cliente.

¿Qué hacer cuando el precio de venta al público calculado es demasiado alto?

Bueno, más bien voy a empezar por decirte qué no te conviene hacer:

Si después de haber seguido todos los pasos ves que el precio final que resulta de aplicar la fórmula te parece exagerado, no te precipites como una maníaca a bajar el precio. Ya hemos visto que puede tener consecuencias nefastas sobre la competencia y sobre tu propio negocio: ¡dejaría de ser rentable!

En vez de atacar los precios por la cara, intenta buscar maneras de hacer que tus creaciones cuesten menos mejorando el proceso de producción. Prueba a comprar la materia prima en otro sitio, o más cantidad de una vez, o lo que se te ocurra para que la producción de tu artesanía te resulte más económica y puedas bajar el precio en consonancia.


No esperes a ver en peligro tu negocio para plantearte revisar los precios. Si tienes dudas sobre si estás pidiendo por tus productos lo que es justo, ¡actúa ahora!

Descárgate el excel si es que aún no lo tienes porque no estabas suscrita al blog y ponte manos a la obra 😉

Cuéntame cómo te va en los comentarios 😉

Un abrazo,

Beatriz



Si te ha gustado el post te animo a que lo compartas en las redes sociales para que llegue a más gente. ¡Te lo agradeceré enormemente!

Sobre Beatriz

Beatriz GM

Después de haber trabajado durante unos años como ingeniera en Alemania, emprendí un viaje que me cambió la vida: me fui a recorrer Sudamérica sola con una mochila. Allí descubrí algunos talleres de artesanía local y conviví con artesanos. Ahora me he propuesto ayudar a profesionales de la artesanía a hacer sus artesanías, sus técnicas y sus historias visibles en internet. ¿Seguimos en contacto en las redes? Facebook | Pinterest | Youtube

Comentarios 2

  1. ingeniera 😉 muchos números para tratar con ARTE

    pero si que es muy necesario imputar costes

    y con tu hoja de calculo en la nube se obtiene un precio contante y sonante para, por lo menos, tener en la cabeza

    1. Autor
      del Artículo

      Por lo menos que sirva para que quienes estén “regalando” sus obras sean consciente de ello y puedan tomar medidas. Así podrán seguir dedicándose a ese arte 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *